Ismael Martín: «El esfuerzo, entrenamiento y sacrificio tienen su recompensa estando en Madrid»

Ismael Martín, novillero con caballos salmantino, se presentará el próximo domingo 1 de octubre, en Las Ventas

Debutó con caballos el 14 de mayo de 2022 y tras una temporada en la que fue finalista en el Circuito de Castilla y León, cerró el año con 8 paseíllos trenzados. Ha sido esta temporada, la de 2023, cuando ha asentado su concepto, toreando los Circuitos de Andalucía y Extremadura, llegando a ser finalista en ambos y tras ellos sumando una veintena de festejos.

En una de esas novilladas, concretamente hace dos semanas en Collado Mediano, sufrió una fuerte voltereta descabellando a su primer novillo lo que le provocó una dislocación del hombro. Se encuentra inmerso en sesiones de recuperación “con mucho esfuerzo y sacrificio porque aún queda temporada”. La cabeza está puesta “en no perder ningún compromiso” porque la situación está tan complicada para conseguir contratos “que no poder comparecer es algo en lo que no quiero pensar”.

Ha toreado los circuitos de la Liga Nacional de Novilladas desde novillero sin caballos, en el año 2021, uno certámenes “que me han dado alas y sin ellos no estaríamos hablando ahora en la misma situación”, se muestra “muy agradecido a la Fundación”. Uno de los momentos más especiales a la vez que amargo vivido en un circuito fue en La Maestranza, en la Gran Final del Circuito de Andalucía 2023, donde dio una vuelta al ruedo pero el jurado determinó que el trofeo de triunfador no recaía en sus manos.

El pasado 15 de septiembre se presentaba con picadores en su plaza, La Glorieta de Salamanca, en la novillada enmarcada en su feria. Tres orejas ante los novillos de Lorenzo Espioja, una tarde “clave e importante”, no solo por el triunfo sino porque “siempre es un placer volver a La Glorieta”.

Ya está viviendo el reconocimiento de los aficionados, algo que agradece y es el resultado del esfuerzo y el trabajo diario “pero es algo por lo que prefiero no preocuparme ni descentrarme”. Ese trabajo y esfuerzo es el que le ha llevado a estar acartelado donde todos los toreros sueñan, en Madrid.

El domingo, día 1 de octubre, en la primera novillada de la Feria de Otoño, lidiará un encierro de Guadaira. Madrid, en cualquier fecha es una responsabilidad “pero si cabe en feria es mayor, con un gran ambiente y cumpliendo el sueño de pisar Las Ventas”. Verse acartelado en un día así, supone una gran satisfacción y uno ve que de verdad “el esfuerzo, el entrenamiento y el sacrificio tienen su recompensa, que ahora estoy recogiendo” y más con temporadas como la actual.

A todos aquellos aficionados que no le han visto torear, le gustaría que se “quedasen con las ganas de volver a verme” porque les haya causado “una grata impresión”. Sin embargo, muchos son los que llevan años siguiéndole plaza tras plaza, a quienes se muestra agradecido “y espero que hayan merecido la pena tantos kilómetros” y buscará seguir dando motivos “para que no dejen de acompañarme”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *